Dedicated to Putting Your Interests First
Miami, Florida, USA downtown skyline.

Accidentes de Navegación

Sin duda, el sur de la Florida es famoso por sus hermosas playas, bancos de arena sabrosa, pesca fina, sus cursos de agua son igualmente populares. Como resultado, las costas y bahías a lo largo de la costa de Florida están sobrepobladas con embarcaciones comerciales, cruceros, botes recreativos, motos de agua, surfistas y más. El resultado final de esta tendencia recreativa acuática es un número cada vez mayor de casos de accidentes de navegación, muchos de ellos con lesiones personales graves o incluso la muerte.

El Estudio de abogacía Perazzo Law ofrece representación profesional de alto nivel para las víctimas de todo tipo de accidentes de embarcaciones privada y pública. Muchos propietarios de barcos y embarcaciones personales (jet-ski) carecen de las habilidades apropiadas de navegación y no poseen la experiencia adecuada para operar sus naves en las aguas del Estado de La Florida.

Si usted, o un miembro de su familia, o ser querido ha sido víctima de un accidente de navegación, debe contactarnos de inmediato con el Estudio de Perazzo Law para proteger sus derechos. Contáctenos vía internet o llámenos al (786) 529-7411 para programar una consulta GRATUITA. ¡Estamos para ayudarlo!

Consejos Útiles de Perazzo Law acerca de Embarcaciones y Navegación en las aguas de LA Florida

La primera forma de evitar lesiones graves derivadas de un accidente de navegación es conocer todas las normas y regulaciones para propietarios y operadores de embarcaciones. Existen reglas específicas que rigen el comando o el uso de embarcaciones y embarcaciones de agua según la ubicación e incluso la época del año. Las vías fluviales del sur de la Florida no solo se comparten con otros botes sino también con la vida marina que es exclusiva de Florida. Varias especies como las tortugas raras y los manatíes en peligro están protegidos por las leyes. Durante las temporadas de migración o reproducción, las leyes y regulaciones limitan las ubicaciones y las velocidades de los barcos. Conocer estas regulaciones puede evitar una multa excesiva o una lesión por una colisión con un manatí grande. También hay leyes que regulan el tipo y la cantidad de equipos de seguridad que deben estar a bordo, como equipos de comunicaciones de largo alcance y chalecos salvavidas. Además, existen leyes que limitan la cantidad de alcohol que un operador de bote puede consumir sin correr el riesgo de ser acusado de navegar bajo la influencia.

En caso de una lesión personal durante un accidente de navegación, la seguridad de todos es primordial. Es importante buscar asistencia médica lo antes posible. Una causa común de lesión en un accidente de navegación implica lesiones cerebrales por privar al cerebro de oxígeno en un incidente de ahogamiento. Las lesiones graves como las fracturas óseas y las conmociones cerebrales también son comunes cuando los pasajeros de la embarcación se caen o son arrojados fuera del buque en una colisión con otro bote u objeto. Cuando sea seguro hacerlo, documente el accidente tomando nota de la licencia de operador del buque, el número de registro, la ubicación del accidente, el agua y las condiciones climáticas en el momento del accidente y la información de contacto de otras personas involucradas en el accidente. Desafortunadamente, no es raro leer sobre un bote o un operador de moto acuática que estaba bajo la influencia del alcohol o las drogas cuando ocurrió el accidente.

Después de una lesión en un accidente de navegación, es importante documentar las lesiones sufridas. Recomendamos llevar un registro donde se pueda documentar la frecuencia y el tipo de tratamiento, los gastos incurridos, el trabajo perdido y el progreso del tratamiento. Si se deniega un reclamo por daños, es importante contar con pruebas suficientes para comprobar los gastos incurridos como resultado de un accidente de navegación. Con el tiempo, los recuerdos tienden a desvanecerse y los registros pueden perderse, lo que las compañías de seguros utilizan para evitar proporcionar una compensación justa a las víctimas de accidentes de navegación. Recuerde que los accidentes de navegación pueden incluir: botes, barcos pesqueros o turísticos, privados o públicos, surfistas, o cualquier vehículo acuático que opera sin prudencia dentro del mar, lago, laguna, rio, etc.

Si usted o un miembro de su familia ha sido víctima de un accidente de navegación, debe contactarnos de inmediato para proteger sus derechos. Contáctenos en línea o llámenos al (786) LAWS 411 para programar una consulta GRATUITA.

Perazzo Law detalla Leyes fundamentales para la Navegación en La Florida

En un informe reciente de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, hubo 714 accidentes registradas en 2016 en comparación con 766 en 2017. También hubo un aumento en el número de embarcaciones registradas en Florida, que aumentó a 20,000 los casos desde 2016.

Existen ciertas reglas y medidas de seguridad para las personas que poseen u operan embarcaciones en las vías fluviales de La Florida. Sin embargo, estas leyes no siempre evitan que los accidentes sucedan, y cuando lo hacen, generalmente hay lesiones personales graves que requieren asesoramiento legal profesional. Si se viola alguna de estas leyes y se producen accidentes, las víctimas pueden tener derecho a recibir compensación por sus lesiones o pérdidas, que nuestro abogado de lesiones personales tratará de garantizar.

La ley de La Florida requiere que las personas menores de 21 años deban tomar un curso de seguridad de navegación aprobado y se les otorgue una tarjeta de identificación de seguridad de navegación para operar un barco con 10 caballos de fuerza o más. También deben llevar la tarjeta de identificación y una identificación con foto emitida por la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de La Florida.

Todos los buques de agua que operan con dispositivos mecánicos de propulsión, tales como: combustible o fuerabordas eléctricos deben registrarse.

Las personas que operan un buque con desprecio negligente por la seguridad de las personas o la propiedad son responsables de lesiones personales o pérdidas a las víctimas.

Las personas están obligadas por ley a respetar la navegación segura de otros buques y a mantenerse alejadas de las zonas de pesca establecidas.

Los operadores de embarcaciones no pueden amarrar o sujetar un buque a una boya (que no sea una boya de amarre), baliza, luz o cualquier otra ayuda de navegación colocada en aguas públicas por las autoridades correspondientes. Los operadores de barcas deben evitar incidentes de lesiones personales al no permitir que los pasajeros viajen en proa, popa, respaldos de asiento, asientos en plataformas elevadas, o cualquier otra parte de la embarcación donde un pasajero puede caerse al agua. El uso de chalecos salvavidas es obligatorio para niños menores de 6 años de edad (aprobado por USCG Tipo I, II o III dispositivo de flotación personal) en todo momento mientras se encuentre en una embarcación de menos de 26 pies de longitud. Además, todos los que están a bordo de una PWC o están siendo remolcados deben usar un PFD aprobado por la USCG. Existen leyes estrictas para operar las embarcaciones de agua bajo la influencia del alcohol. Se presume que el operador de un barco está bajo la influencia si su nivel de alcohol o alcohol en la boca es igual o superior a .08.

Si usted, un ser querido, o miembro de su familia han sufrido lesiones personales en un accidente con una embarcación, debe contactarnos inmediatamente para saber si tiene derecho a una indemnización legal. Contáctenos en línea o llámenos al (786) LAWS 411 para programar una consulta GRATUITA para asesorarse legalmente sobre su reclamo o caso.